¿Por qué tengo que respaldar mi información?
×
¿Por qué tengo que respaldar mi información?

Lo primero que tienes que preguntarte es: ¿Qué tan valiosa es la información de tu negocio o la tuya?


En ocasiones no contemplamos todos los gastos de perder información y los daños colaterales que esto puede ocasionar.


Existen más maneras de perder tu información, que maneras para recuperarla. Uno de los más populares, eficientes y que crece exponencialmente debido a su forma tan fácil de ganar dinero cobrando el rescate de tu información, son los ataques de Ransomware, que van desde un solo usuario hasta organizaciones completas.


El Ransomware es un tipo de malware que encripta tu información y retiene el contenido a cambio de un rescate y México es el país número uno de América Latina con ataques de Ransomware, más del 52% de las empresas mexicanas a sufrido un ataque en el último año y más del 72% de los ataques tuvo éxito y está sólo es una forma en la que podrías perder tu información, existen también los típicos errores humanos, el extravió, los muy comunes daños físicos, virus y el robo que lamentablemente en México sigue en aumento.


Si por error borraste un archivo, extraviaste tu equipo o te robaron, lo más probable es que no exista una manera en la que puedas recuperar tu información, en dado caso que tengas la oportunidad de recuperar tu información, digamos por un daño físico, podría costarte entre 15mil a 90mil pesos aproximadamente por TB recuperado y si fuiste víctima de un ataque de Ransomware los costos de recuperación pueden ser incalculables y en ambos casos si tienes la suerte de recuperar tu información lo más probable es que se encuentre esté incompleta o dañada.


Estos costos son únicamente por recuperar información, pero el perder información tiene daños colaterales, los gastos y las pérdidas pueden ser incalculables para ti y para tu negocio.


Por todo lo anterior es indispensable siempre respaldar la información y la pregunta ahora es ¿Cómo tengo que tener respalda mi información? 

Un respaldo siempre tiene que ser oportuno, rápido y accesible, que siempre que necesites recuperar información está este a tu alcance sin obligarte a trasladarte o realizar una acción que te haga perder tiempo para recuperarla, pero al mismo tiempo, jamás puede estar en tu ubicación de trabajo ni traer el respaldo contigo físicamente (disco duro, memoria usb, etc.)

Tu respaldo siempre debe tener todas las versiones de tu información disponibles, no sólo la más actualizada, pero al mismo tiempo que estas versiones no estén duplicadas y consuman el doble o el triple de espacio, porque otra de las cuestiones importantes de un respaldo es utilizar el menor espacio posible.

Es indispensable que al realizar un respaldo y al recuperar tu información puedas hacerlo desde un simple documento, una carpeta o toda la información de un equipo y que respaldar tu información se haga de manera constante y automática, por hora, por día, por semana, por mes o como tu prefieras, pero sin requerir de una acción humana para que se realice.